¿Cómo hacer una obra de teatro? – Todo lo que necesitas saber!

Para los amantes de las artes escénicas, la creación o ejecución de una obra de teatro es una faena repleta de gozo y júbilo. Sin embargo, en la mayoría de los casos se trata de proyectos de enormes dimensiones, los cuales requieren experiencia y conocimiento sobre producción y dirección.

Para quienes estén llevando a cabo la producción de una obra de teatro por primera vez, este artículo resultará de mucha utilidad. En la primera parte explicaremos brevemente los fundamentos teóricos y en la segunda parte detallaremos una guía paso a paso sobre cómo hacer una obra de teatro.

Como hacer una obra de teatro
Como hacer una obra de teatro

¿Qué es una obra de teatro?

Una obra de teatro, también conocida como pieza teatral, es una representación artística donde convergen las artes escénicas y los recursos literarios, para dar lugar a una puesta en escena de situaciones ficcionales, donde los actores interpretan un guion que narra la historia que se quiere develar ante una audiencia. Si quieres saber mas a profundidad puedes visitar este sitio especializado donde cuentan que es una obra de teatro.

Elementos de una obra de teatro

Una obra de teatro está compuesta por una serie de elementos fundamentales que en conjunto proporcionan las características del tipo de representación teatral.

Personajes: considerados como el alma de la obra, los actores encargados de representar a cada personaje de la ficción, serán los responsables de transmitir las ideas, emociones y percepciones que el guion de la obra plantea para cada individuo.

Escenario: es el espacio físico donde se lleva a cabo la representación teatral, en este los personajes desarrollan la ficción y es considerado crucial para el éxito de la dramaturgia.

Escenografía y utilería: conocido como “elementos escénicos”, consiste en aquellos objetos que contribuyen a la representación escénica, sirviendo como decoración o formando parte de la interpretación de los personajes en la historia.

Texto teatral o guion: en este documento se especifican las acciones, los diálogos y los cambios de escenario.

Algunos elementos son considerados secundarios dependiendo del autor, o del tipo de obra, como por ejemplo: el sonido, la iluminación, el vestuario, el maquillaje, el narrador o la audiencia.

Géneros teatrales

Para hacer una obra de teatro, es relevante identificar el género al que pertenece, de esta manera se puede orientar la interpretación para sacar el máximo partido al tipo de dramaturgia.

Los géneros teatrales son los siguientes:

Tragedia: conocida como el género literario más antiguo del teatro, sus historias a menudo consisten en situaciones dolorosas e irresolubles, anunciando la caída en desgracia del personaje principal por obra implacable del destino.

Comedia: el género opuesto de la tragedia, tan antigua como la anterior, se basa en la representación satírica de los personajes, de forma tal que sus acciones sean recibidas por la audiencia como motivo de risas y alegría.

Tragicomedia: de elevada dificultad interpretativa, se trata de un género donde la tragedia y la comedia convergen para dar lugar a un enrevesado clímax emocional cuyo desenlace pretende ser catártico.

Farsa: de personajes caricaturescos y situaciones poco realistas, este tipo de obra breve, de intención crítica o satírica, tiene por objeto la denuncia social cuyo sentido puede ser generar risas o provocar vergüenza al espectador.

Melodrama: conocido como el antecesor de las novelas, se trata de un tipo de obra que requiere de la música para evocar sentimientos trágicos o patéticos.

Principales características de una obra teatral

De manera general, una obra de teatro se caracteriza por cumplir de manera prolija los siguientes aspectos.

1- Se celebra en un sitio determinado, llamado espacio dramático: este aspecto se consolida por dos factores, la expectación de una audiencia y el espacio teatral.

2- Posee una duración determinada, normalmente es menor a dos horas.

3- Implica la combinación de géneros artísticos como la literatura, el canto, el baile, la música y por supuesto las representaciones escénicas.

4- División en actos, una regla originada en la antigua Grecia que sugiere que toda historia sea contada en actos claramente diferenciables.

¿Cómo hacer una obra de teatro?

Una vez repasada la teoría teatral grosso modo, estamos listos para aprender a hacer una obra de teatro. Existen dos caminos para hacer una pieza teatral, la primera consiste en adquirir un guion de una obra existente, y la segunda en crearlo.

Para efectos prácticos, el proceso para hacer o generar una obra de teatro lo dividiremos en dos partes, en la primera detallaremos los aspectos inherentes a la planificación y organización de los recursos necesarios para desarrollar la obra.

En el segundo apartado desarrollaremos las actividades claves requeridas para llevar a cabo la obra y la puesta en escena.

Parte 1 – Organización y planificación.

Para iniciar la producción de una obra de teatro o pieza teatral, es necesario adquirir los elementos descritos a continuación.

1- Busca un guion

El primer paso para recorrer el camino de la representación de una obra teatral, consiste en elegir la historia que quieras producir. Para ello, internet será tu mejor aliado, pues con una simple búsqueda puedes encontrar cientos de obras de dominio público.

Sin embargo, si estás interesado en producir algún clásico como Fuenteovejuna, Miss Saigón, Los miserables o Romeo y Julieta, entonces necesitarás adquirir derechos de representación, para evitar incurrir en violaciones a la propiedad intelectual.

Por último, resta la opción de hacer una obra original, por tal motivo si quieres emprender la maravillosa tarea de escribir tu propio guion teatral, te recomendamos leer el siguiente artículo especializado.

2- Consigue un director

El director es el “líder” de la pieza teatral en lo que respecta a las decisiones creativas. Sus funciones varían desde la dirección de los ensayos del elenco, pasando por la visión estética del escenario, los vestuarios, la iluminación hasta concluir es aspectos como la utilería.

El productor será el encargado de encontrar un director apropiado para la obra elegida. Para ello debe considerar aspectos como disponer de un director sustituto, o asegurarse de que las negociaciones se cumplan a cabalidad.

3- Obtén financiamiento

Esta es quizás la función más importante del productor, pues es su obligación conseguir el financiamiento necesario para llevar a cabo la obra, ya sea que obtenga los fondos de sus ahorros personales, o de un grupo de inversionistas que hayan manifestado interés en aportar capital al proyecto.

4- Alquila un local

Las piezas teatrales requieren un espacio físico para realizar los ensayos y para efectuar las presentaciones. Por ello, antes de elegir un local, considera los siguientes aspectos técnicos de la producción.

  • Tamaño del escenario, este debe ser acorde a la obra que se quiere representar.
  • Sistema de sonido, sistema de luces, sistema de poleas, entre otros.
  • Capacidad esperada proporcional a la audiencia proyectada.
  • Costos por usar el local.
  • Averiguar si el local proporciona seguro de responsabilidad
  • Características estéticas y acústicas del espacio.
  • Y el punto más relevante: la historia del local.

5- Prepara las audiciones

Una vez se ha definido el guion, el director, el local y se ha conseguido la fuente de financiación, corresponde programar las audiciones para descubrir los talentos que formaran parte del elenco definitivo para la obra.

La vía más eficaz para conseguir los mejores actores, consiste en publicitar estas audiciones en lugares potenciales como compañías de teatro, agencias de talentos o escuelas de arte.

6- Contrata personal de gestión

Si pensabas que contratar actores era suficiente para hacer la obra de teatro, pues lamentablemente no es así. En este tipo de proyectos a menudo trabajan técnicos de sonido e iluminación, maquilladores profesionales, coreógrafos, diseñadores de vestuarios, entre otros.

Como productor deberás supervisar el proceso de contratación del equipo de apoyo, verificar aptitudes y asegurarte de que puedan cumplir las tareas requeridas en los plazos fijados.

7- Elige tu elenco

Por regla general, el director suele hacerse cargo de la selección del elenco con base en su visión creativa, sin embargo, como productor puedes influir en este proceso, especialmente si ya has colaborado en los aspectos creativos de la obra.

Parte 2 – Puesta en escena

Una vez concretado los siete pasos anteriores de organización y planificación, procedemos a los pasos relación con la ejecución y dirección de la obra.

1 – Cronograma de ensayos

Las piezas teatrales exigen un gran nivel de preparación, para ello es necesario implementar un número razonable, pero riguroso de ensayos. Entre las recomendaciones generales, señalan que cada página del guion debe ensayarse al menos durante una hora.

Además, se recomienda que luego de los ensayos, se realicen ensayos técnicos con el fin de afinar los detalles. También, se aconseja hacer al menos un ensayo general para tener una idea de cómo se verá la obra.

2- Seguro de responsabilidad

A menudo, los locales dispuestos para obras de teatro poseen seguro de responsabilidad, en caso de no disponer de uno, la recomendación es adquirirlo mediante un tercero, de esta manera si llegase a ocurrir un accidente, tanto el local como el equipo de producción quedaría exento de cubrir esta deuda.

3- Escenografía, vestuarios y utilería

Construir las escenografías, la utilería y los vestuarios puede ser una tarea ardua que requiere mucho tiempo, razón por la cual es probable que debas iniciar este paso incluso antes de contratar a los actores.

En caso de que tu producción cuente con un capital reducido, prueba a adquirir ropa usada para los vestuarios, y para la elaboración de la utilería y la escenografía, puedes intentar conseguir voluntarios.

4- Programa las presentaciones

Llegada esta tarea, la mayoría de productores suelen perder la compostura, pues este punto es crucial para asegurar la rentabilidad y viabilidad de la obra. Además, requiere evaluar varios aspectos inherentes a las fuerzas del mercado.

Como la mayoría de obras se presentan varias veces, durante semanas o incluso meses, tu trabajo será definir un “recorrido teatral” para esta, para ello debes considerar los días feriados, la disponibilidad del elenco, entre otros aspectos relacionados.

5- Promueve y publicita la obra

El trabajo más importante del productor consiste en publicitar la obra por todos los medios disponibles para alcanzar la mayor audiencia posible, de este proceso dependerá que la obra sea un gran éxito o un rotundo fracaso.

Las opciones para hacer publicidad dependerán en parte por el capital disponible para pagarlas, o por la capacidad del productor para gestionar otras opciones de menor costo o gratuitas, como por ejemplo:

  • Pauta comercial en radio o televisión.
  • Publicidad en vallas o carteleras.
  • Distribución de volantes en lugares estratégicos.
  • Conseguir que un periódico o programa de noticias realice una pauta gratuita sobre la obra.
  • Hacer promoción mediante redes sociales o páginas web especializadas.

6- Supervisión y trayectoria

Pese a que es contra intuitivo, una vez realizada la primera función, debes poner manos a la obra, esto se debe a que a menudo se presentan contratiempos de última hora que deberás resolver para conseguir que la pieza teatral posee una trayectoria impecable.

Desde altercados con la programación de futuras presentaciones, hasta reparar o remplazar partes de la utilería. Además, puede que debas presentar los resultados financieros de la obra ante el grupo de inversionistas.

7- Remuneración e indemnización

Sin lugar a dudas, esta parte del proceso de producción de una obra de teatro es la más importante, la razón es simple, los inversionistas y demás agentes involucrados deberán recibir los beneficios acordados de las ganancias que genere la obra.

Como productor, tu principal labor será asegurarte de que las partes involucradas reciban el beneficio que les corresponde.

Te gustó? Compártelo con otros!

Mas publicaciones en