¿Cuánto dura una siesta ideal?

0

¿Cuánto dura una siesta ideal?

Si hay un tema que con sello de identidad de España, aparte de la paella, la Macarena y el jamón, es la siesta. Este hábito de dormir durante un espacio de tiempo situado tras la hora de la comida, ha hecho de la misma un producto mundialmente exportado, y es que al parecer engancha y mucho.

siesta ideal

Hace años, esta acción era aún si cabe más popular, y es que quienes se acostumbraban a realizar un descanso a inicios de la tarde, notaban en su ausencia, una falta de energía y una somnolencia que les impedía rendir correctamente en sus labores ya fueran escolares, profesionales o domésticas. A fecha de hoy aún son muchos quienes la tienen integrada en su rutina diaria, y debido al gran interés que despierta, hoy veremos cuál ha de ser la duración recomendada de una siesta.

Lo primero que hemos de tener claro, es que la función principal de la siesta es descansar para recuperar energías que nos permitan continuar con la jornada, por ello hay que saber que no todo el mundo necesitará el mismo tiempo para sentirse recuperado, mientras unos harán suficiente con 10 minutos para despejarse, otros precisarán de 1 hora o más. No obstante, lo que si es cierto, es que se ha hecho una media que estipula la duración recomendada de la siesta en unos 60 minutos este es el tiempo suficiente para recuperar las fuerzas y además permite mejorar nuestra memoria cognitiva.

Si los valores actuales de tu siesta distan mucho de este valor tampoco ha de ser preocupante, únicamente deberás rebajarlo si por la noche te cuesta dormir (debido al excesivo tiempo que le dedicas a lo largo de la tarde a esta acción) o intentar alargarla si tu horario te lo permite, si no llegas con las suficientes fuerzas a las últimas horas de la tarde.

Cómo decíamos, cada persona es distinta y sus necesidades también, pero seguro que si consigues sacar esa hora al día para relajarte y recuperarte, notarás un gran cambio en un productividad y pro actividad en las últimas horas del día. Y si aún no eres de los que ha incorporado a la siesta como parte de su día a día, intenta ver que tal te sienta. También hay que recordar que no se puede obligar al cuerpo a dormir cuando no lo desea, hay personas a quienes ese descanso después de comer les hace despertar de peor humor e incluso con mayor cansancio que cuando se fueron a dormir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here